Trajets Thématiques

(ne pas) transmettre aux générations suivantes

Amnésie et retour du refoulé

Un passé qui ne passe pas
Occulter pour protéger

Je pense qu´il à des épisodes dont on ne veut pas parler et qui ont provoqué des blessures. Dans ma famille, on préfère ne pas en parler, mais je ne sens pas de rancœur. (…) je pense qu´il faut oublier. Je vois par exemple des gens qui ont vécu ou non cette époque et qui se posent encore en victimes, comme par exemple les radicaux nationalistes basques ou catalans. Il y a beaucoup de rancœur.

Famille FG; Isabel, (la mère)

Manoëla (nacida en 1944) certifica que esta continuamente pensando y hablando del pasado, precisamente de su infancia y juventud, época dorada para ella. Pero un poco mas tarde, certifica que el olvido, en lo que concierne a los malos momentos, es necesario para la felicidad de una familia o la suya propia. Ya que de nada nos sirve estar pensando en lo negativo si queremos ser felices.

Famille G; Manöela, (la grand-mère)

“No. No hubo un cambio [tras la Guerra Civil]. [Mi padre] nunca tuvo además rencor hacia nadie. Nunca habló mal de nadie. Y nunca nos inculcó odio hacia nadie. Es el que más vivió la guerra, claro el que peor lo pasó, pero nunca en la vida volvimos a saber más de estos acontecimientos que nos explicó. En cuanto al cambio, yo no sé si cambió o no, ya que no le conocía de antes. Aunque nunca miraba mal, seguro que le habrá marcado en la vida, aunque no sepamos cómo. No expresaba resentimiento. (…). Conozco la mayoría de estos acontecimientos por las cosas que he leído. (…) Pues sí, a veces sí que evito hablar con gente que, a lo mejor, le puede doler lo que yo pienso. Porque ellos son de otro bando o no les gusta… por lo que sea. Para qué remover heridas. Se calla uno y se acabó.”

Famille Ri; Milagros, (la grand-mère)

Después de haber hablado de su madre francesa, de origen judío, durante la Segunda Guerra mundial y del papel de sus tíos en la Resistencia, Ana menciona el silencio de su padre sobre su pasado.

“Yo no conviví mucho con mi padre porque mis padres se separaron pronto, pero mi padre jamás de los jamases le oí hablar de la Guerra Civil, no tengo ni idea. O sea, él tendría como 10 años cuando acabó y no contaba nada. Él estaba en Madrid, lo vivió y no contó nada, ni como pasó la Guerra… la verdad que no tengo ningún comentario por su parte. Hombre sabes lo que pasa, que también cuando yo convivía con él era bastante pequeña y tampoco me hablaba de eso. Era un silencio bastante normal en España, la gente no solía contar mucho lo que había hecho en la Guerra.”

Famille F; Ana, (la mère)

“Mis padres, aunque muy simpáticos y les quería mucho, eran un poco estrictos, y no les gustaba hablar de temas del pasado, supongo porque les evoca malos recuerdos y quieren pasar página. Aún así, sentía que les pesaba. Entonces no, no hablaba del pasado con mis padres. (…). Ahora también, con mi familia no nos sentimos muy a gusto en ese tema. En todo caso, hablamos de la infancia de mis nietos, Jacobo y Miriam, porque ellos tuvieron mejor infancia que yo, entonces resulta más fácil hablar de ello.

Famille FG; Béla, (la grand-mère)

Gaël me cuenta que en su familia durante el periodo franquista algunos eran felices y otros no tanto, y otra vez más me nombra a su tía abuela, la cual dice que habla constantemente de ello ya que sus padres se quedaron traumatizados y a ella le marcó. Sin embargo, me dice que sus abuelos nunca le hablaron del tema, que no les gustaba. Lo entiendo, ya que tras esta época de Dictadura numerosas familias optan por no hablar de todos esos acontecimientos, que dicen, prefieren olvidar.

Famille G; Gaël, (le fils)

Del otro lado de la familia, la primera generación sufrió mucho más la Guerra Civil y el Régimen Franquista. El padre de Lourdes perdió a su madre, porque enfermó, y su padre se fue a la guerra durante un periodo, así que él, el hermano mayor, tuvo que ocuparse de la familia. Este acontecimiento le marcó, y toda la culpa, según él, era de Franco. Tal era su odio hacia Franco que desarrolló un trastorno contra la derecha y el Dictador. Este trastorno tuvo repercusiones. Lourdes sufrió mucha culpa de su padre, que no paraba de hablar de él y estar en contra. Su padre era poco sociable y no mostraba sus sentimientos, Franco se los quitó, todo esto no ayudó a Lourdes. Hasta llegaron a pelearse culpa de los temas de su padre. Lourdes califica a su padre como un padre ausente. Cuando Lourdes fue más mayor la relación padre-hija empeoró mucho más, durante ocho años no se hablaron. Finalmente, los dos se reconciliaron y volvieron a hablarse. Hoy en día, su padre se encuentra en una residencia y Lourdes va a verle todas las semanas. Podemos decir que con el tiempo la relación fue a mejor, no obstante, Lourdes siempre quedará marcada por su padre en el pasado.

Famille MP; Lourdes, (la mère)

Gaël está también convencido de que su familia no le ha contado cosas sobre el pasado y que esto ha sido voluntariamente. Pero piensa que si no le han dicho dichas anécdotas o recuerdos será porque son parte de aquellas cosas que uno vive y juzga, que no valen la pena ser recordadas y naturalmente lo acepta y le parece bien ignorarlo.

Famille G; Gaël, (le fils)

“Es muy interesante esta historia que nos cuenta porque es el sufrimiento de la parte de la que menos se oye hablar [la de los Nacionalistas]. Se suele oír más bien la historia, el sufrimiento, de los Republicanos.”

Famille Ri; Milagros, (la grand-mère)

BOÎTE À SOUVENIRS

ENVOYEZ VOS TÉMOIGNAGES