Trajets Thématiques

Quand les souvenirs croisent l’historie

La transition ou la movida

“Franco ha muerto”
L’apprentissage de la démocratie

“El 23 de febrero [1981] me pegué un susto terrible, entonces me fui corriendo a buscar a los chicos para meterlos en casa y no salir para nada. A mi marido también lo fui a buscar después. Entonces, ya estando en casa estaba tranquila, porque no sabíamos lo que iba a pasar. Como siempre pensábamos en la guerra yo tuve mucho miedo ese día. Al día siguiente cuando fui a la plaza…perdón al mercado, quiero decir, no se hablaba de otra cosa y todo el mundo estaba asustado. Luego gracias a Dios no pasó nada, pero sí que fue un momento en el que sí tuvimos miedo, al menos yo.”

Famille Ri; Milagros, (la grand-mère)

La nouvelle de la mort de Franco m’est parvenue à Paris : un correspondant d’El Pais avait l’habitude de nous appeler tous les jours, vers 6h du matin, pour nous dire : « Franco est mort ». J’en avais ras le bol, jusqu’au jour il a appelé une fois de plus pour nous dire « Franco est mort », mais cette fois-ci… c’était vrai ! Je dois dire que nous n’avons pas fait une grande fiesta ni rien dans ce genre, mais très rapidement s’est posée la question de notre retour à Madrid. Il a donc fallu organiser notre rapatriement. Franco meurt le 20 novembre, et début février, mon père se rend clandestinement à Madrid et commence ses activités politiques. Ce n’est pas encore vraiment la transition. Nous, le reste de la famille, on arrive début octobre et toute la famille est alors réunie à Madrid. Mon père dans un domicile clandestin, nous dans un appartement qu’on louait. Malgré la nécessaire clandestinité de mon père, on a réussi à se voir une fois avant que, finalement, il se fasse arrêter, le 22 décembre 1976. Il sera libéré, ainsi que les personnes arrêtées en même temps que lui, le 31 décembre, soit 10 jours de prison. Durant cette période on se faisait régulièrement taper par la police lors des manifestations, mais on a vécu ces moments, à partir du 31 décembre, avec beaucoup d’émotion de motivation, et toute la famille participait à ces événements. En particulier l’assassinat des avocats de la rue Atocha [membres du Parti communiste], à la fin de juillet 1977, ou encore la mort de certains jeunes lors des manifestations, ont été des moments terribles pour nous. De ce point de vue, ce fut une période angoissante, et on se demandait quand est-ce que tout cela finirait.

Famille C; Jorge, (le père)

Cuando Franco se murió yo recuerdo que todos los mayores tenían como miedo y estaban asustados porque decían “dios mío y ahora qué va a pasar”, pero bueno, luego no pasó nada. Lo que más recuerdo es la transición, que ya me pilló estando en la facultad y ya con 17 ó 18 años, que ya hacía 3 que se había muerto Franco. Entonces era como de repente estar en un país en el que no podías hacer nada, que cerraban los bares, los bancos, los teatros al llegar semana santa, que no se podía ni cantar. Vamos, que yo recuerdo que, si cantaba, mi abuela me pegaba un sopapo y que no se podía hacer nada porque era semana santa. Entonces desde eso o lo que te contaban las monjas en el colegio que todo era tabú y que todo era pecado. Entonces claro, de repente empezamos a abrir los ojos y darnos cuenta que no es que fuese pecado, es que, había un señor y un grupo y todo lo que estaba entorno al franquismo, que habían decidido que no se podía hacer nada. O sea, yo creo que viví más el después de la muerte de Franco, pero más que nada por la edad que me tocó.

Famille T; Elvira, (la mère)

“En el año 82, si no recuerdo mal, fueron la elecciones generales que ganó Felipe González con mayoría absoluta. Y en aquellos momentos, ya tenía 14 años, se notaba en la calle que había verdaderamente un intento de cambio de la mentalidad de la gente. Sobre todo en la gente joven. Había muchos grupos de música que empezaban a aparecer, luego también la movida madrileña que empezó un poco antes. Se editaban y vendían “fanzines” que hablaban de música, de teatro, de directores cines como Almodóvar… Las radios empezaban también a poner música que para mi era muy distinta a la que se podía haber escuchado anteriormente. Había una mentalidad que quería romper con el pasado. Todo era muy nuevo, todo era muy rupturista. Recuerdo ver a los “punks” en las calles de Madrid con sus crestas que era algo muy impactante. Sobre todo era la gente con 17, 18 años que intentaban meterse en proyectos de moda, de música, de teatro… Recuerdo ver cuando era ya más mayor los grupos de música independientes en los bares. Era el intento en las artes de romper una época de mucha oscuridad, de un Madrid muy gris.”

Famille A; Ignacio (le père)

“Hay otro momento que yo recuerdo de mucho impacto en la infancia que fue el intento de Golpe de Estado en 1981. Tenía 13 años. Estaba jugando al baloncesto cerca de mi colegio y en el autobús que me traía empecé a notar que ha pasado algo malo. Mucha policía en la calle, tanques del ejército, cosas muy raras… Y claro, como no teníamos teléfonos móviles no pude llamar a casa y saber lo que pasaba. Pero si recuerdo que esa noche mi padre estaba muy enfadado… muy enfadado con lo que había pasado. Tenia rabia. No llegaba a entender como era posible que en aquel momento, con una España en teoría democrática, se quisiera volver atrás. (…)

Recuerdo que hubo un gran cambio en la mentalidad de la gente. A los pocos días del intento de Golpe de Estado, hubo una gran manifestación. Fueron millón… millón y medio de personas manifestándose en Madrid, en la Castellana. Fue la primera gran manifestación que yo recuerdo. Mis padres, mis tíos, amigos, vecinos… fueron. Todos los mayores fueron para apoyar la democracia y el régimen en contra del Golpe de Estado.”

Famille A; Ignacio, (le père)

BOÎTE À SOUVENIRS

ENVOYEZ VOS TÉMOIGNAGES